Archivos

GRAN TORINO

“Gran Torino” es la película de Clint por excelencia. Todos los que hayáis podido disfrutar de ella entenderéis mis palabras y habréis visto que, dentro de este drama tan excelente, podemos ver partes de muchas películas y personajes de Eastwood.

Pero, comencemos por una introducción. “Gran Torino” cuenta la historia Walt Kowalski, un solitario e inflexible veterano de la guerra de Corea que se ve obligado a enfrentarse a sus propios prejuicios al vivir rodeado de vecinos inmigrantes hmong, del sudeste asiático, a los que él desprecia. Además, tiene que aguantar a las pandillas de adolescentes hmong, latinos y afroamericanos que pasean por su barrio sin ningún respeto.

Walt está jubilado y antes trabaja con  automóviles. Ahora, después del fallecimiento de su esposa y del prácticamente abandono de sus hijos, dedica su tiempo a beber cerveza en su porche, fumar, hablar con su perra, visitar a su peluquero y sobre todo cuidar su rifle M-1 y su coche, el Gran Torino.

 

A pesar de sus problemas con el barrio, todo está en calma hasta el día en el que Thao (Bee Vang), su joven vecino hmong, intenta robar su Gran Torino del 72 para que los pandilleros dejen de presionarle. Cuando la familia de Thao se entera de lo sucedido, no da crédito y obligan al joven a disculparse de forma directa e inmediata. La familia le dice a Walt que su hijo debe recompensar la  fechoría trabajando para él de forma gratuita.

Así comienza una relación muy interesante entre Walt y sus nuevos vecinos, sobre todo con Thao y la hermana de éste, Sue (Ahney Her)

Y ahora, recordando mi párrafo introductorio, este  drama posiblemente sea el último protagonizado por Eastwood después de su papel en “Million Dollar Baby” (2004) y que cuenta con una interpretación excelente que es lo mejor de la película ya que nos recuerda en todo momento a muchos grandes personajes de la vida del actor: cada escena con rifle en mano recordamos a William Munny, aquel pistolero retirado de “Sin perdón” (1992), o a Harry Callahan  (“Harry el sucio”) y sus curiosos métodos para luchar contra el crimen pasando por Frankie Dunnm, ese entrenador de púgiles que acompaña a su aprendiz en todo momento.

Los temas destacados del film son sin duda el racismo y las relaciones sociales, esos problemas todavía tan presentes en pleno siglo XXI y como los prejuicios se pueden superar para ayudar a los demás y, por supuesto, ayudarse a uno mismo. Este dato queda reflejado en el papel del cura (Christopher Carley) que intenta salvar el alma de Señor Kowalski a partir de una confesión.

Interesante es el escenario de la película. Prácticamente no hay variedad y todo lo importante se desarrolla en el porche de la casa de Walt y alrededores. Pero además ese toque cómico y simpático que resalta en todo momento, repleto de escenas realmente hilarantes con Aton- Thao.

Por lo que sabemos, Clint se despide de la interpretación con esta obra que hace homenaje a toda una vida de interpretación y que además, deja constancia de que el único protagonista de toda la película es él, destacado esto por la mediocridad de los demás personajes segundario que dejan bastante que desear.

Por lo demás, es simplemente un bonita despedida

El cine, desde sus historias, ofrece una herramienta educativa de primer orden que, a partir del lenguaje audiovisual, ayuda al crecimiento personal en distintas competencias básicas. Su carácter transversal e integrador incide en distintas áreas curriculares y potencia diferentes capacidades para intervenir activa y críticamente en la vida personal y social.

Parece que en el cine se han instalado las historias que terminan mal. Una película que termina bien, aunque sea tras dificultades y sacrificios se piensa que esconde la verdad de la vida.

Cuanto más desolado y crudo sea el final la película es valorada como más coherente y sincera. Solamente en el cine infantil se conceden estas ingenuidades. Sin embargo, las historias de la esperanza siguen cautivando al público como es el caso de EL GRAN TORINO en que las vidas de los protagonistas giran hacia la entrega y la bondad.

ESPERAR ES CONFIAR QUE LA BONDAD SALDRÁ A LA LUZ

La convivencia plural de culturas y religiones, la referencia a valores tradicionales a pesar de los cambios sociales, el cuestionamiento de la guerra y sus largas consecuencias, los riesgos de la violencia y la desintegración social de los jóvenes y la importancia de ofrecer oportunidades formativas.

Durante la película

Recordar la información que se ofrece sobre los hmong.

Intentar señalar cuatro palabras que definieran el camino de transformación de Walt.

Por ejemplo: Infelicidad/ Acercamiento/Amistad/ Entrega generosa. NOTA: Tener en cuenta el texto inglés de la canción final.

� Recordar cada uno de los encuentros con el padre Janovich fijándote en los cambios de la relación.